Los centros de educación deben seguros

Son escalofriantes las noticias que hablan de ataques a centros educativos, ya sea por sentimiento de odio hacia otros estudiantes por racismo, desigualdad económica, sexismo o xenofobia, entre otros motivos, como los ataques provenientes de personas con problemas psicológicos que no fueron detectados a tiempo, o fueron sumidos en la desidia de familiares o responsables que terminan en tragedias, cuando atentan con otros, como son los casos sonados de muertes escolares a manos de dementes.

Los niños siempre son vistos como objetivo débil mientras no están con sus padres, los cuales son más fácil de atacar por delincuentes, pedófilos, maleantes o abusadores de diferentes naturalezas. Un centro educativo siempre puede ser un blanco perfecto para este tipo de personas insanas. La seguridad en las escuelas debe ser máxima, a pesar de que se tome como una medida de sobreprotección hacia los niños.

Pero la realidad es que muchas instalaciones no cuentan ni con edificaciones adecuadas y puntos de cerrajería que deberían tener son inexistentes como en los portones, entrada a algunas aulas, baños, comedores entre otras áreas que ameritan de seguridad tanto en horas de clases como por las noches o de horario solo administrativos.

Principales violencias

No es inusual ver en la prensa que las instituciones han sido saqueadas por los delincuentes en periodos vacaciones, ya que las infraestructuras se encuentran sin personal operando que puedan disuadir a los ladrones y sin vigilancia interna durante todo el periodo. Se atacan principalmente los centros de información, por el alto valor de los equipos de computación, muebles de escritorio, otros dispositivos tecnológicos como Router, módems, cableados,   repuestos de computadores entre otros valores que son preciados por los ladrones.

Otra forma de violencia contra el sistema educativo, ya no tanto contra la propiedad sino contra las personas, son el secuestro de niños por un control de acceso deficiente a la institución, de retiro de niños sin autorización de sus padres que terminan en grandes tragedias, para el colegio, las familias y la sociedad en general.

Herramientas de protección y seguridad

Todos estos casos pueden ser aminorados, mediante el servicio eficiente de los cerrajeros de https://cerrajeros24hsabadell.es/. Las instituciones educativas deben disponer de cerrajería resistentes en cada área tanto en periodos de clases como las vacaciones. Así mismo los niños pueden estar más seguros y sus padres más tranquilos cuando hay un acceso limitado a la institución, evitando la entrada de personas ajenas a la comunidad escolar.  Productos hay de sobra en el mercado d la cerrajería, la asesoría la dispone de mano de los profesionales.

Información acertada

La seguridad de cualquier tipo de establecimiento se hace mucho mayor cuando sus usuarios están al tanto de las medidas más básicas de seguridad. Sabiendo con que herramientas de seguridad, las bondades de la cerrajería, las normas de protección y seguridad del sitio y una visualización precisa de los elementos de cerrajería o vigilancia dependiendo de los casos.

Se hace necesario informar a la comunidad de padres, así como a los docentes y a los niños, de los peligros más latentes de la comunidad y establecer las normas y medias más adecuadas. Todos deben estar informados y cada uno debe hacerse responsable de cumplirlas y hacerla cumplir. La seguridad es un trabajo en equipo y no solo de unos pocos.

 

 

Posted in seguridad