Los 3 métodos más actuales de robos a casas

Siempre que estamos en nuestras casas contamos con que estamos seguros, aislados del mundo exterior y que no nos puede suceder nada estando dentro. Está creencia debería ser lo que todos pensemos, ya que es tú hogar, y tú lo creaste y adaptaste a ti, y así como tiene cosas que son de gran valor para ti, también puede ser que se existan diversos objetos que llamen la atención, no solo de manera positiva, ya que hay otros que lo verán como una oferta tentativa a cometer fechorías.

Es necesario que siempre resguardamos nuestras casas de lo que puede ser un ataque exterior de una persona que quiere tomar algo que no es suyo, que simplemente lo quieren por el valor económico que tenga y no ven todo el esfuerzo y dedicación que hay detrás de eso.

Actualmente no solamente existen bandas profesionales, sino que también hay gente como tú y yo cayendo en esos bajos mundos de la delincuencia- asi no los explican los https://www.cerrajeros-24h.barcelona/poblaciones/cerrajeros-viladecans.html -, dónde se busca la facilidad del dinero, y una de las formas más fáciles, es interrumpir en un hogar, dónde se sabe que existen joyas, electrodomésticos y objetos de valor y sustraerlos para obtener un beneficio de ellos. Existen diversos métodos para hacerlo pero aquí mencionaremos los que más están ocurriendo, que son el método bumping, impresioning y uno de los que siempre ha existido, el ganzúa.

  1. Método bumping

Este método puede ser uno de los más peligrosos, no solamente porque es efectivo, sino que es una de las formas más sigilosas y que no dejan rastros, algo aterrador ya que si llega a suceder, ¿Cómo se sabrá si fue hecho por un ladrón o por el propio dueño en caso de reportarlo?. Otro problema que aumenta su peligrosidad es la sencillez con la que se da, que tanto como el más profesional, el más inexperto lo puede hacer y tener éxito.

Este consiste en introducir una especie de llave en el cilindro que tiene la cerradura y empezar a golpearla hasta que ésta fuerza a los pistones a “bailar”, y con esto, poder darle vuelta a la llave sin que esta sea la correspondiente del cilindro, permitiendo a la persona entrar como si fuese el dueño de la casa.

  1. Método impresioning

Otro de estos métodos de robo es el impresioning, qué consiste en dos fases, la primera que cuenta con una lámina de aluminio que es introducida en el cilindro que se convierten en un “molde”, la cual tomará la impresión de la llave la próxima vez que el dueño venga a casa y la use.

La segunda fase  de esta es ya teniendo las marcas de los dientes de la llave simplemente se extrae y se realiza una copia exacta de esta y se puede entrar a la casa sin la necesidad de forzar la cerradura.

  1. Método con ganzúa

Este es el método más antiguo, viene desde que se crearon las primeras cerraduras. Consiste en usar una ganzúa y además de esto la llave con la que se va a abrir. Se debe tener mucha paciencia y habilidad para esto, tampoco hay que ser un científico de cohetes para hacerlo, por lo que desde siempre ha sido peligroso, sobre todo con las cerraduras antiguas.

Posted in Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*