Seguridad discreta en el salón de belleza – MACA ESTUDIO

Seguridad discreta en el salón de belleza

Un centro de belleza, es un tipo de establecimiento que tiene muchos riesgos de ser visitado por delincuentes, por su afluencia de clientes, que portan vestuarios y accesorio llamativos en su mayoría. No es un misterio para nadie que este tipo de clientes siempre cargan dinero encima que cualquier ratero desea.

Es por ello la responsabilidad de los dueños del negocio, en establecer medidas y controles de seguridad para que sus clientes permanezcan a salvo mientras reciben el servicio. Los servicios de cerrajeros profesionales en mollet aportan la tranquilidad que necesitan tanto los propietarios como a sus clientes.

Es un trabajo de cerrajería para garantizar la seguridad tanto de día como de noche, mientras que nadie permanece en el lugar, para conservar intacto sus herramientas de trabajo y el patrimonio de una empresa.

Vidrios laminados

Es muy placentero estar un establecimiento de este tipo y tener una sensación de amplitud, de libertad y relajación. Obviamente hay tratamientos y servicios que deben ser aplicados de manera discreta, pero otros que ameritan estar en lugares espaciosos.

Los cerramientos interiores y exteriores de cristales pueden dar un ambiente fresco a un centro de belleza. Pero además los vidrios pueden ser de seguridad para evitar accidentes y la incursión de maleantes para penetrar el lugar de manera no autorizada.

Estos vidrios suelen ser costosos, pero cuando es importante el bienestar, la imagen de la empresa y la plenitud de sus clientes ameritan la inversión.

Al menos para puertas que tienen incrustaciones de vidrios, es necesario que estos sean de seguridad para evitar que al romperlos el delincuente manipule la cerrajería para llegar al interior del establecimiento.

Estos vidrios pueden ser combinados con sensores de rotura y un sistema de alarma para detectar ataques violentos contra la propiedad.

Derecho de admisión

Reservarse el derecho de admisión puede parecerles a muchas personas como una acción de prejuicios sociales, pero esta es una vía que puede tener los empleados de un negocio de este tipo, para filtrar la entrada de sospechosas al lugar.

Los cerrajeros pueden intervenir en la seguridad física de un establecimiento, que reserva el derecho de admisión, con un dispositivo que controle el acceso por medio de cerraduras eléctricas, que impiden que tengan libre paso al establecimiento a menos que así lo autorice los encargados del local.

En estos negocios, también se presentan rivalidades y es estrategia de la administración tratar de manejar cualquier inconveniente que incomode a su clientela.

Medidas de protección al cliente

Además de mantener las medidas de higiene y sanidad en las actividades básicas de un salón de belleza, un cliente se protege por medio de piezas de cerrajería de alta seguridad, con sistemas de seguridad que contribuyan al control de personas que ingresen al local y a la limitación de otras.

Si un cliente no se siente satisfecho una vez, es posible que no desee regresar y puede incluso actuar como generador de comentarios negativos, por una única experiencia. Es por ello, que hay que ser proactivo para cubrir las expectativas de sus clientes.

Posted in Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*