Encerrado fuera de casa. Que hacer al respecto

Seguramente te ha pasado que has salido por pequeños instantes de tu casa u oficina, y accidentalmente la puerta se cierra, justamente cuando no hay nadie que abra desde adentro.

Situaciones como estas suelen tornarse más graves cuando vives solo en casa, y son pocas las personas que pueden auxiliarte.

También sucede que, cuando llegas a tu casa y revisas en tu bolso o mochila, encuentras que tus llaves no están, lo cual genera una sensación de ansiedad que te paraliza y no te deja actuar.

Y así, podríamos enumerar miles de situaciones en las que podrías enfrentar una puerta trancada, aunque no lo hacemos por causarte desasosiego, pues nombrando todo esto queremos decir que todas tienen solución.

Lo que primeramente debes hacer es tratar de conservar la calma, pues hay eventos peores a los que podrías enfrentarte, y por supuesto, tomar lo mejor de la situación para que no vuelva a sucederte un evento de esta clase.

Cerrajeros baratos mataró expertos han tenido que lidiar con situaciones similares y aseguran que lo peor que puede suceder de tu parte es que seas presa del pánico.

Así que te sugerimos seguir esta serie de recomendaciones, y después ya te ocuparas de asimilar el aprendizaje de la experiencia.

Lo que debes hacer

  1. En caso de que no tengas contigo ninguna de tus pertenencias, acude a un vecino cercano para que auxilie, y puedas contactar un cerrajero que abra tu puerta.

  2. Si has llegado a casa, y descubres que has llegado a tu casa, evita en primer lugar introducir objetos a través de la puerta o la cerradura pues no queremos que dañes la cerradura, ni que te tomen por un maleante que intente abrir la puerta.

  3. De contar con la suerte de que un vecino tenga una llave de repuesto de tu casa, usa ese comodín para entrar a casa.

  4. Si has sido víctima de robos, contacta a las autoridades policiales, facilítales tus datos personales de modo que el acceso a tu casa sea posible. Esto por supuesto, en caso de que vivas solo en casa.

  5. Llama un cerrajero para que abra la puerta de tu casa, y si no cuentas con copias adicionales de llaves, pídele que cambie tu cerradura.

No debe causarte extrañeza alguna que solicite tus datos personales, pero es su forma de corroborar que se trate un cliente rezagado y no de una estrategia para emprender robos en casas

  1. Espera en casa de un amigo cercano o vecino mientras el cerrajero llega, sobre todo a horas de la noche, las cuales favorecen que tu bienestar se vea amenazado.

  2. Una vez instalada tu cerradura en casa, pide al cerrajero que saque una copia adicional de tus llaves para entregarla a un vecino cercano, en caso de que no lo hayas hecho antes.

  3. Cuando salgas de casa, así sea para realizar alguna actividad en tu jardín, no olvides tener tus llaves a mano, o dejarlas pegadas momentáneamente en la parte externa de tu casa.

Posted in seguridad